El Parque Biblioteca España y José Elias Atehortúa

Después de 50 años de vida del barrio popular de Santo Domingo de Savio en Medellín los turistas llegan (llegamos) a visitar sus nuevas obras de infraestructura. Colgados del Metrocable pueden (podemos) espiar la vida de los extractos 1 y 2 en sus barrios.

La realidad de buena parte de la sociedad, muy habitualmente oculta para el resto de sus conciudadanos en la mayoría de las ciudades latinoamericanas, queda aquí expuesta a cualquiera que sobrevuele sus tejados en una de las cabinas del teleférico.

Así, suspendido por encima de los tejados, uno va viendo como en torno a las estaciones del Metrocable van apareciendo pequeñas plazas, parques, canchas deportivas y otros equipamientos de barrio. Al llegar a la última parada se alza imponente el Parque Biblioteca España ¿Qué hace una a instalación de primer nivel, con más de 3000 metros cuadrados y construida por un arquitecto de relumbrón, en un sitio cómo este?

Resulta que en Medellín se le ha prestado un poco más de atención y recursos a la educación y se ha hecho un esfuerzo importante para llevarla a los rincones más olvidados de la ciudad. Ante esta imagen, los turistas empiezan (empezamos) a sentir cierta admiración ante lo presentado y se lanzan (lanzamos) a conocer mejor esa sublime instalación.

En ella los (nos) recibe una de las trabajadoras de la biblio, que muy gustosa realiza un recorrido por las instalaciones explicando las bondades de las mismas ¿Un tour guiado por una biblioteca de barrio o el último grito en turismo social?

Embelesados por lo que ven (vemos): una biblio que funciona, con niños usando computadoras e incluso leyendo libros, situada en medio de un barrio empobrecido, los turistas salen (salimos)  de allí emocionados y conmovidos por el esfuerzo de una gestión municipal que no sólo piensa en la regeneración urbana del centro de la ciudad o en los arreglos de los barrios bien.

Las impresionantes vistas de la ciudad ayudan a reforzar este encantamiento.

Pero cuando están (estamos) a punto de abandonar el barrio y volver a la ciudad formal, un viejito se acerca y pregunta su (nuestra) opinión acerca de lo visto.

Ese viejo  de 85 años es José Elias Atehortúa, poeta, colombiano y residente en el barrio de Santo Domingo desde su creación.  Su opinión acerca de estas magnas obras la resume este poema:

CON ARTE
En los parques,
Gente enamora
Las palomitas
Rociándoles maíz.
Con arroz
En otro pasaje
A las tortolitas.
Lo más avanzado
Con las harinas
De Doña Opulencia
Se va a los
Extractos uno y dos
Rociándolos, enamorándolos.
A cambio
De domesticarlos
En una jaula sin rejas.

El poeta nos pidió que lo acompañáramos a su casa, quería mostrarnos la otra realidad de su barrio y regalarnos algunos de sus poemas.

Por el camino, nos recitaba y nos preguntaba:

-¿Quién es peor? ¿El que te mata de una vez, o el qué te va matando poco a poco, como nos hacen a nosotros?

A su paso renqueante, ibamos recorriendo las calles, ante la curiosidad de sus vecinos y él nos iba mostrando los deslaves que aleatoriamente iban arrastrado algunas partes del barrio obligando al éxodo de sus habitantes.

En un momento del paseo nos confesó que a menudo buscaba a los turistas para mostrarles la otra verdad que se esconde detrás de la biblioteca y el metrocable. Como, por ejemplo,  que en la inauguración de la misma por los Reyes de España, desalojaron el barrio por seguridad.

REY DE ESPAÑA
Es este mismo cielo
Quinientos años atrás
Donde te izaste
Descubriendo
Lo precioso de su suelo.
Todo día flameando
En tu teclado
Y el nuestro
En posición de cultura.
Donde el aborigen
Se cultiva
Como de siervo.
Hoy, se le barre
De su suelo
Con el urbanismo.
Los que en antaño
Heriste con perros y caballos
Destrozando su cultura
¿Qué pasará
Con lo esplendoroso
Que viste en el progreso?

Sin embargo, nos contó. que todos se hacen culillo y no se atreven a ir con él. Por eso nos agradeció el rato que compartimos con él y con su barrio.

Nosotros le agradecemos que nos prestara sus ojos para ver, que nos regalara sus poemas y nos iluminara con la dignidad.

EN EL CIELO
Dentro de su más allá
Tengo una novia,
Esperanza.
Me controla el pensamiento
Me roba la creatividad.
La otra se llama Fé
Esa también
Viajera invisible
En el espacio
Implacable consejera
También retardataria.
En el camino me lleva
Deshojado del suelo
Arrastradito por la brisa
Como polvo del camino.
Todas dos son avaras
Viven del cuento
Que van rociando
En las cabezas calvas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en José Elias Atehortúa, Medellín. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Parque Biblioteca España y José Elias Atehortúa

  1. Anónimo dijo:

    Es de admirar que personajes tan importantes, y lastimosamente no reconocidos como el señor Elías Atehortúa existan en los barrios tan vulnerables como lo es Santo Domingo Savio. ¡FELICITACIONES¡.

  2. Diego Pérez dijo:

    Hola, estoy buscando a José Elías. Cómo lo puedo contactar? Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s